Alimentos de Asturias > Queso Los Beyos

Queso Los Beyos


Tradición

Bajo la Indicación Geográfica Protegida “Los Beyos”, quedan amparados los quesos elaborados con leche de vaca, de oveja o de cabra; cada uno de ellos con sus propios matices, conferidos por el tipo de leche empleada como materia prima, pero idénticos en su proceso de elaboración, lo que les proporciona unas características comunes, inherentes a esta variedad quesera.

El prestigio del queso Los Beyos, vinculado a la zona de producción tradicional, queda demostrado a lo largo de la historia, a través de los diferentes escritos, de la voz popular y de la práctica artesanal que se ha ido transmitiendo de generación en generación y que a día de hoy se sigue manteniendo, con las diferencias lógicas debidas a los avances tecnológicos y adaptaciones en función de criterios higiénico- sanitarios.

Ámbito

La zona de elaboración, se encuentra ubicada en la vertiente atlántica de la cordillera Cantábrica, en su sector centro- oriental, coincidiendo con la cuenca alta del río Sella, que discurre, en este tramo, a través del desfiladero de Los Beyos, del que toma su nombre el queso.

El queso de Beyos se produce en los concejos de Amieva y Ponga, de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias; y Oseja de Sajambre, de la provincia de León.

Queso Los Beyos

Características

El queso que se elabora en esta zona es indistintamente de vaca, de cabra o de oveja. Nunca se mezclan las leches de especies diferentes. En la actualidad, prácticamente todos los quesos de Los Beyos son de vaca.

Se usa la leche ordeñada por la mañana mezclada con la ordeñada por la tarde. Se le añade cuajo para proceder a la coagulación y se somete a un desuerado natural. Una vez que se pasa a los moldes se colocan en estanterías en una habitación para someterlos al proceso del ahumado. Por último, se llevan a un lugar seco y ventilado y se dejan allí entre 15 días y 3 meses para que maduren

Se trata pues de un queso madurado, de coagulación predominantemente láctica, de pequeño tamaño, cilíndrico, de diámetro ligeramente superior a la altura, con un peso entre 250 y 500 gramos; de corteza fina y rugosa; de pasta semidura a dura, cerrada y desmenuzable al corte; de textura firme y friable, poco o nada elástica; con aroma suave y tenue olor a humo y sabor suave agradable y equilibrado que recuerda a la leche de la que proceden.

Como reconocerlo en la tienda

Todos los quesos elaborados conforme a los requisitos, serán identificados con una contraetiqueta numerada, expedida por el Consejo Regulador. Se reconocerá además el producto por el logotipo de la IGP.

Logo queso Los Beyos

Dulces de tu pueblo

Ayúdanos a hacer el mejor listado de los dulces típicos de Asturias. Cuéntanos aquí sobre tu dulce preferido

Facebook